MARCO TEORICO: LAS PARTES DEL HONGO

Partes de los hongos

 

 

 

 

El himenio

es la parte fértil del basidiocarpo de los Basidiomycetes y de los ascocarpos de los Ascomycetes, formada por los basidios o ascas dependiendo de la clase del hongo y (cuando los hay) por los filamentos estériles que los conectan al basidiocarpo o al ascocarpo (estos filamentos se llaman cistidias para basidiomicetes y paráfises para ascomicetes). A menudo las cistidia son importantes para la identificación microscópica.

La posición del himenio tradicionalmente es la primer característica utilizada para la clasificación e identificación de los hongos. A continuación se presentan algunos ejemplo de diversos tipos que existen entre los  Basidiomycota y Ascomycota macroscópicos.

En los hongos del orden Agaricales el himenio se encuentra en las caras verticales de los lamelas.

En del orden Boletales se encuentra en la masa esponjosa de los tubos que apuntan hacia abajo.

En del orden Phallales se desarrolla internamente y luego es expuesta mediante un gel de olor desagradable.

En los del género Lycoperdon es interna.

En los de la familia Pezizaceae, se encuentra en la superficie concava de la taza.

En los del género Hydnum, crece en el lado externo de las espinas con forma de dientes.

Micelio

 Es la masa de hifas que constituye el cuerpo vegetativo de un hongo. Dependiendo de su crecimiento se clasifican en reproductores (aéreos) o vegetativos. Los micelios reproductores crecen hacia la superficie externa del medio y son los encargados de formar los organelos reproductores (endosporios) para la formación de nuevos micelios. Los micelios vegetativos se encargan de la absorción de nutrientes, crecen hacia abajo, para cumplir su función.

Los cuerpos vegetativos de la mayoría de los hongos (y, por tanto, el de los líquenes) están constituidos por filamentos unicelulares denominados hifas. Las hifas crecen tan sólo apicalmente en el ápice. Las hifas pueden crecer con mucha rapidez, hasta más de 1 mm por hora. Por este motivo y por las frecuentes ramificaciones surge en el sustrato una maraña de hifas con una enorme superficie: el micelio.

Como las hifas no están cutinizadas, el micelio es muy sensible a la desecación, pero, por otra parte, están muy capacitadas para absorber osmotróficamente las sustancias disueltas. Este hecho lo aprovechan muchas plantas superiores formando simbiosis con los hongos.

Las hifas de los hongos inferiores son aseptadas(no presentan divisiones),organización sifonal.

Las hifas de los hongos superiores presentan septos, divididas en cámaras y células; pero con perforaciones, por lo que también en estos hongos el plasma forma un continuo.

 

 

CONIDIO:

Un conidio es una espora asexual inmóvil formada directamente a partir de una hifa o célula conidiógena o esporógena. Aparecen en Ascomycotina, Deuteromycotina y algunos Basidiomycotina. Se utiliza también para las esporas de las bacterias del género Streptomyces.
En ciertos hongos, la conidiófora o conidióforo (del griego koni- κόνι-ς/-ος polvo + -idio pequeño + -phor(o)- -φορος que lleva) es una estructura microscópica especializada en la producción asexual de miles de esporas llamadas conidias. Se localizan al extremo de hifas las cuales levantan la conidiofora en el aire con el fin de esparcir las esporas con más eficiencia. Algunas conidioforas (en el Geotrichum candidum, por ejemplo) son de un filamento, mientras que otras (en el Trichoderma viride, por ejemplo) son ramificadas.

 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: